Mirando al mundo desde otro ángulo

Antes de empezar (aunque esto ya es el comienzo), quería agradecer a todos los que han comentado en mi blog por hacerlo y a los 10 votos a favor de que siga escribiendo sobre mi experiencia universitaria (y curiosamente ningún voto negativo, ni sobornando me hubiera salido así ja, ja).


Ahora como estudiante de filología, termino con los ojos abiertos (que para lo poco observador que soy es bastante) y encontrando cosas curiosas por la calle. Empezaré con mi último descubrimiento en una terraza, a ver quién se da cuenta de la nueva ortografía que apellida al jamón.



Según la Real Academia Española, de la que seguiré hablando a continuación, cerrano no existe, qué pena. Esto no es muy grave (si lo escuchamos) puesto que muchos hablantes del español no diferenciamos la -c de la -s o incluso de la -z, pero bueno eso son cuestiones fonológicas que aún no he podido estudiar. Igual que otras lenguas tienen distintas vocales, a nosotros que una vocal la ejecutemos con la boca más abierta o menos no nos afecta al entendimiento (vale, reconozco que algo ya he estudiado o de algo me he enterado en estos dos meses de inicio de carrera).


Ya que hablamos de fonética, y eso que no quería, quisiera exponer mi estar de acuerdo con que no hay personas que hablen mejor que otras por usar vocabulario más o menos culto, o por pronunciar de una forma u otra. Lo importante es entendernos y comunicarnos, a mi parecer. ¿O acaso piensas que un centro-peninsular habla mejor que un andaluz o un canario? ¿Está mal que digamos vía en vez de vida? La RAE no lo reconoce, pero hablando todos hacemos economía de palabra (o casi todos para no generalizar).


Aquí va otra foto, ¿te parece que está bien escrita? (no mires en el diccionario todavía).


Pues me hizo mucha gracia (igual que cerrano) pero resulta que busqué en el diccionario de la RAE y, ¡está bien escrita!, hemos españolizado el aparcamiento inglés, por lo que si queremos escribirlo con -k tendremos que hacerlo en cursiva o entre comillas si es a mano.


Y por cambiar de tema y volver a las anécdotas universitarias, miren el cartel que está repartido por la facultad… original sin duda.


Bueno, solo espero que alguien que haya leído esto le haya servido para reflexionar sobre nuestra lengua y tal vez alguien aprenda algo o saque sus conclusiones distintas a esto (ya saben que me encanta que aporten lo que deseen en los comentarios, mejor ahí que en el chat que termina borrándose automáticamente al recibir X mensajes).


Próximamente hablaré de un grupo de músicos canarios que acabo de conocer y me encantan: Peter's Garage (acabo de añadir el enlace en el apartado correspondiente del blog que encuentras en la columna derecha). Si te das un salto por su página, debo advertirte que el sonido de los videos y el audio son bastante malos si lo comparamos al sonido en vivo que tienen.